El mayor desafío profesional y personal

 

"Es un desafío duro y complejo, pero extremadamente interesante". Así describe el Diego Guelar su gestión como embajador argentino en China. La complejidad nace de las obvias diferencias culturales y de la dificultad del idioma, pero eso no es todo. 

"Para obtener resultados no basta con conocer los temas de la relación bilateral de manera abstracta". El embajador remarca que es necesario sumergirse en la vida cotidiana y en la cultura local. Hay que visitar las provincias ya que cada una de ellas representa una oportunidad para nuestro país. Es imprescindible descifrar cada una de las realidades de China.

Vea la entrevista completa en la nueva edición de nuestra revista OrientAr.

Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive